miércoles, 18 de marzo de 2015

Crema catalana






Presentación.

Crema catalana. Esta crema, la catalana o, crema quemada, es muy parecida a la crema pastelera. La crema pastelera, que se hace más espesa que la que nos ocupa, sirve normalmente para rellenar pasteles y tartas. La catalana se hace más fluida, se le pone azúcar por encima y esta se carameliza utilizando, bien un soplete o una plancha incandescente. Con esto nos queda un postre muy rico, y que si te decides a hacerlo, comprobarás que triunfarás ante aquellos que lo prueben.
La crema catalana supongo que fue inventada por algún catalán, de ahí su nombre. Es bien sabido que esta Comunidad, al igual que cualquier otra de las que conforman nuestra patria, es rica en suculentas recetas gastronómicas y en excelentes maestros de los fogones. 

********


Dificultad baja.

Ingredientes para 6 comensales.


ü ¾ litros de leche

ü Las yemas de 5 huevos

ü 125 gr. de azúcar

ü 25 gr. de maicena

ü La piel de un limón

ü Una caña de canela

ü Azúcar para caramelizar

********

Los avíos 


Así se hace. 

Paso 1º
Pon un vaso de leche en un bol amplio, le añades la harina de maíz y mueves hasta que esta se disuelva.

Paso 2º
Ahora añades las yemas de huevo y el azúcar y bates bien.

Paso 3º
Pon a hervir, a fuego bajo, la leche  con la piel del limón, la de la naranja y la caña de canela.

Paso 4º
Cuando la leche empiece a hervir apagas el fuego y retiras las cáscaras de limón y naranja y el palo de canela.

Paso 5º
Añades a la leche lo que habías preparado en el bol  y mezcla bien.

Paso 6º
Pones a fuego lento el recipiente en el que tienes tu mezcla moviendo constantemente para que no se pegue hasta que espese a tu gusto.

Paso 7º
Lo pones en recipientes individuales apropiados.

Paso 8º
Cuando vayas a servir tu crema catalana pones por encima de cada ración un poco de azúcar y la quemas.

Nota: 
Para quemar la superficie de la crema catalana puedes utilizar un soplete o una plancha, herramientas  que existen al efecto. Si no tienes ninguno de estos artilugios y, en último caso, puedes ponerlas bajo el gratinador del horno.

********






viernes, 6 de marzo de 2015

Mousse de chocolate



Presentación.

Mousse de chocolate. Esta mousse, en francés, o espuma de chocolate, es un postre que sobre todo a los amantes del chocolate les encanta. Su fina textura, y su sabor a chocolate mezclado con el merengue, que forma parte de sus principales componentes, la convierten en un excelente postre. No muy difícil de hacer sobre todo si sigues la receta al pie de la letra.


********




Dificultad baja.
Ingredientes para 6 comensales.

ü  150 gr. de chocolate especial fundir

ü  ½ vaso de leche 

ü  40 gramos de azúcar glas (Sirve el azúcar molida) 

ü  80 gramos de mantequilla en pomada 

ü  3 huevos


********

Así se hace. 


Paso 1º
Casca los huevos separando las claras de las yemas. Es importante que en las claras no caiga ni pizca de yema. Y reservas.

Paso 2º
Pon un cazo al baño María. En él pones la leche y el chocolate a trocitos. Cuando el chocolate se derrita, mezcla a conciencia para que se integre bien con la leche.

Paso 3º
Acto seguido, lo apartas añadiéndole la mantequilla a trocitos y vuelves a mezclar bien.

Paso 4º
Por otro lado y, mientras se hacía el chocolate, habrás batido las yemas de los huevos con el azúcar para añadirlo a la mezcla que ya tienes preparada.

Paso 5º
Es ahora cuando, batiendo las claras de los  huevos harás el merengue.

Paso 6º
Una vez el merengue esté hecho lo vas mezclando poco a poco y con delicadeza con  la mezcla del chocolate.  

Paso 7º
Ya tienes la mousse lista.

Paso 8º
Sólo te queda ponerla en recipientes individuales  adecuados que meterás en el frigorífico en el que los dejarás como mínimo 2 horas.   


********








lunes, 2 de marzo de 2015

Potaje de garbanzos, espinacas y bacalao




Presentación.


Potaje de garbanzos, espinacas y bacalao. Se acerca la Semana Santa, semana de pasión para los Católicos. Según una antigua tradición o, más bien imposición de las autoridades Eclesiásticas, los católicos que comiesen carne los viernes cometían pecado. Posteriormente se estableció que esta imposición valdría solo el viernes de pasión o viernes de Semana Santa. 

Es seguramente por ello que los católicos, por lo menos en España, este día solemos comer pescado y, especialmente, alguna receta preparada con bacalao, y es por ello que yo aprovecho para ofrecerte la receta del potaje de garbanzos con espinacas y bacalao que, por supuesto, También podemos preparar cualquier día del año. 

********





Dificultad baja.
Olla rápida
Ingredientes para 5 comensales.

ü  300 gramos de bacalao

ü 250 gramos de garbanzos (puestos a remojar la noche antes)

ü ½ kilo de espinacas

ü 1 tomate maduro

ü 1 puerro

ü 3 dientes de ajo

ü Aceite de oliva virgen

ü 1 litro y ½ de agua

ü Una cucharadita de pimentón

ü Sal

********

Así se hace. 


Paso 1º
Pon el bacalao en agua, para desalarlo, entre 36 y 48 horas, de preferencia en el frigorífico. Le cambias el agua varias veces.  

Paso 2º
Pon la  olla a presión con el agua y 2 cucharas de  aceite. Cuando el agua empiece a hervir le pones una cucharadita de sal y los garbanzos. La cierras, y a partir de que empiece a “pitar” la dejas 20 minutos

Paso 3º
Aparte pon a hervir las espinacas durante 10 minutos y déjalas de lado.

Paso 4º
Mientras se cuecen los garbanzos se hace un sofrito con los ajos, el puerro y la cebolla.

Paso 5º
Cuando empiecen a tomar color, le pones la cucharadita de pimentón e incorporas el tomate pelado a trozos pequeños.

Paso 6º
Una vez el sofrito esté listo se pasa por la batidora.

Paso 7º
Unes las espinacas, el sofrito y el bacalao a los garbanzos que ya tienes cocidos.

Paso 8º
Deja hervir todo junto 4 ó 5 minutos. Si lo ves conveniente añade algo de agua. El potaje debe quedar ligeramente caldoso.

Paso 9º
Rectifica de sal si lo crees necesario, una vez que lo hayas probado.  


********