HOLA

NUEVO: ÍNDICE DE RECETAS

Hola, bienvenid@ a mi blog, pasa, en este blog de recetas seguro que encontrarás alguna que te interese. Me alegraría te sintieses cómod@ en él. Adelante, es todo tuyo.

sábado, 14 de octubre de 2017

Revuelto de ibéricos


Ayer fui a la relojería a recoger un trabajo que tenía encargado. El relojero no estaba. Apareció enseguida. Se encontraba en un restaurante que hay frente a su establecimiento. Me explicó que el cocinero le había llamado para que viese un plato que estaba preparando. Como yo soy un apasionado de la cocina, suelo interesarme por cualquier receta que me parezca nueva, así que le pregunté que de qué se trataba y, ante mi interés, el me explicó de qué iba la cosa. La receta llevaba lo que en “ingredientes” voy a poner. Me pareció que debía probar a hacerla  y, ni corto ni perezoso en cuanto tuve un ratito de lugar, la puse en práctica. Te pongo en antecedentes de que, a pesar de tratarse de un revuelto, que por lo común suelen ser platos bastante suaves, este no lo es. Se trata de un plato contundente, de los que se suelen comer en invierno cuando el frio aprieta. A los ingredientes que el relojero me contó que la receta llevaba, yo le añadí lascas de jamón serrano que, quiera que no, algo la enriquece.  


INGREDIENTES (Para 4 personas) 

  •       1 cebolla
  •       2 patatas
  •       ½ morcilla
  •       1 chorizo
  •       Unas lonchas de jamón
  •       2 huevos  






ELABORACIÓN


1.       Corta la cebolla en juliana y ponla a pochar con algo de sal.
2.    Mientras se pocha la cebolla corta las patatas en  lonchas de unos 3 milímetros y       ponlas a freír en otra sartén  a fuego suave.
3.     Corta la morcilla y el chorizo en lonchas finas.
4.     Corta lonchas de jamón.
5.     Una vez la cebolla esté pochada le añades los demás ingredientes y le das unas vueltas.
6.     Bates los huevos y los añades a lo que ya has preparado mezclando todo.
7.     Prueba de sal.

domingo, 8 de octubre de 2017

Fritura de verdura

Llegó el momento de cenar y, la verdad sea dicha, no tenía nada previsto. Estarán de acuerdo conmigo, y lo he dicho alguna vez, que es más complicado decidir qué hacer de comer que hacerlo una vez lo tienes claro. Bueno, pues eso es lo que a mí me ocurrió.
Busque en la nevera y oh sorpresa, encontré lo que necesitaba: una berenjena, un calabacín, una cebolla. Los pimientos, pues que tengo una mata sembrada que se ha comportado muy bien, vamos, que no me faltan pimientos.
Dicho y hecho, hice una fritada de verduras  con lo que cenamos y que gustó bastante a mi familia.


Y como siempre, comparto esta sencillísima receta con todos vosotros

   INGREDIENTES (Para 6 personas)

  • 6 ó 7 pimientos
  • 1 berenjena
  • 1 calabacín
  • 1 cebolla
  • Harina
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal








   ELABORACIÓN


  1. Corta toda la verdura en juliana.
  2. Sálala.
  3. Enharínalas ligeramente.
  4. Pon en una sartén un chorrito de aceite, no mucho.
  5. Ahora procedes a freír tu verdura.        

Ensalada Cesar

La ensalada Cesar es una ensalada que goza de fama mundial. Es verdad que bien aderezada es exquisita. Repasando en internet  recetas de esta ensalada me he topado con muchas, pero como ocurre casi siempre, ninguna es igual a la otra. Los orígenes de esta ensalada son confusos. Hay quien asegura que es originaria de Méjico, hay quien defiende que fue un cocinero italiano que trabajaba en Nueva York que en un momento determinado hubo de improvisar una ensalada y la improvisación dio como resultado esta excelente receta. Sea como sea yo la he hecho introduciendo algún toque diferente y me ha resultado la combinación que aquí te ofrezco.

     INGREDIENTES (Para 4 personas)   

   PARA LA SALSA CESAR

  • Mayonesa (ponle poca sal, las anchoas salan)
  • ½ cucharada de zumo de limón
  • ½ cucharada de mostaza
  • Unas hojas de albahaca
  • 3 anchoas
  • 2 cucharadas de queso parmesano rayado





La lechuga

Los picatostes

El pollo

La ensalada


    PARA LA ENSALADA

1 Pechuga de pollo
Picatostes
150 gr. de lechuga romana
3 anchoas

      ELABORACIÓN

1.   Haz la salsa con la mayonesa y  los demás ingredientes. Bates bien. Si te queda espesa ponle un poquitín de agua.
2.   Pon a hervir la pechuga durante 20 minutos y cuando esté hervida la troceas a voluntad.
3.   Limpia, lava y trocea la lechuga y ponla en una ensaladera.
4.   Sobre la lechuga pon los trozos de pechuga, los picatostes y las anchoas.
5.   Ahora es el momento de distribuir la salsa sobre la ensalada. 

lunes, 2 de octubre de 2017

Rosada en salsa de verdura

Cuando escribí este post puse como base de la receta el pescado cuyo nombre es rosada. Constato que es este un pescado desconocido en muchos lugares de nuestra geografía e incluso fuera de ella. Así que  si no tienes rosada a mano puedes sustituirla por merluza.

Hoy voy a ofrecerte una receta cuya base es el  pescado, siempre tan sano y nutritivo, este pescado no es ni más ni menos que  la rosada. Es este un pescado que hace algunos años por aquí no se conocía y,  es que se cría en mares alejados de nuestro entorno. Es, gracias a la congelación, que ahora podemos disfrutar de este excelente producto de la mar. (Aprovecho para decir que nunca se te ocurra congelarlo, sería re congelarlo, se habría roto la cadena de frio y esto es peligroso para la salud de los humanos)


Lo compro siempre congelado y suelo reservarlo para cuando se presenta la ocasión. En esta y, una vez más, dudaba que preparar para el almuerzo, saqué un par de lomos, los dejé descongelar (siempre procuro hacerlo de forma natural) improvisé una salsa y me quedó la receta que a continuación y, como prometí hacer te ofrezco. Verás que es muy sencilla y nada complicado de elaborar. Si te pica la curiosidad, y quieres saber más sobre este pescado, pincha en este enlace



 INGREDIENTES (Para 4 personas)   

  • 600 gr. de rosada
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimento verde
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 vaso de agua
  • Sal





   ELABORACIÓN


  1. Corta la rosada en filetes y fríelos ligeramente.
  2. Una vez fritos los apartas y reservas.
  3. Corta la verdura en mirepoix (a trozos más o menos grandes).
  4. Fríe la verdura en este orden: La cebolla y el ajo, el pimiento y por último el tomate.
  5. Pon el vino blanco y déjalo durante unos minutos que reduzca.
  6. Agrega el agua y algo de sal.
  7. Deja de nuevo reducir.
  8. Pasa el refrito con la batidora.
  9. Vuelve los filetes de rosada a la olla.
  10. Dales un pequeño hervor.   

domingo, 1 de octubre de 2017

Potaje serrano

Ahora que hemos dejado el verano atrás y se acerca el tiempo más desapacible, es momento de ir pensado en ofrecernos comidas más contundentes que las que hemos ido consumiendo estos meses pasados. Yo ya me he preparado un buen potaje de judías pintas, eso sí, se ha hecho  imprescindible añadirle algo de grasa que si no sería un potaje verdaderamente sin sustancia y un tanto anodino. También es verdad que no necesariamente hay que esperar al mal tiempo para saborear algo que te gusta y, como yo soy muy dado a las comidas de cuchara pues, como que no he querido esperar más. Y yo digo, no dejes para mañana lo que te puedas comerte hoy. Bueno, dicho todo esto, tomar buena nota de  esta receta que aquí os ofrezco.   


  INGREDIENTES (Para 4 - 6 personas)

  • ½  kg. de judías pintas (puestas a remojar la noche antes)
  • ½ kg. de patatas
  • 2 manos de cerdo hechas 4 trozos
  • 1 espinazo de cerdo
  • ½ morcilla
  • 1 y ½  cebollas
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cabeza de ajos estera (Si es posible asada)
  • 1 tomate grande maduro
  • 2 cucharillas de pimentón
  • Aceite de oliva
  • Sal     

   
 


   ELABORACIÓN

  1. Pon las judías en una olla con las patas, el espinazo, la cabeza de  ajos, la cebolla pelada,  el laurel y algo de sal y cúbrelas de agua.
  2. Ponlas a cocer, si es en olla a presión o exprés, 10 minutos, si olla abierta 40 minutos.
  3. Cuando hayan pasado 25 minutos agrégales las patatas cortadas a cuadraditos y, a los 10 minutos la morcilla.
  4. Haz un sofrito con la ½ cebolla y el tomate. Cuando el sofrito esté casi hecho agrégale el pimentón.
  5. Vuelca el sofrito en la olla y deja hacerse todo junto 5 minutos.
  6. Si durante la cocción hubiera que añadir agua, esta será fría. Es aconsejable “asustar” a las judías con agua fría 2 ó 3 veces.
  7. Por último rectifica de sal.

Gambas cocidas

Las gambas cocidas son una exquisitez de nuestro amplio recetario. Suele ponerse de tapa, o como acompañamiento  y complemento de otros platos. Por aquí por Málaga, en donde el pescaito frito goza de gran renombre, todo el mundo, los naturales que solemos frecuentar los chiringuitos que pululan por sus playas y deliciosos paseos marítimos, así como  aquellos que nos visitan que suelen también hacerlo, no dejamos de pedir, junto al pescaito las sabrosas gambas cocidas.    
Cocer gambas no es una tarea difícil ni comporta gran esfuerzo, ahora bien, si no se hace respetando unas elementales y sencillas reglas, no te saldrán tan sabrosas como tu deseas. Aparte de aplicar la receta que yo te ofrezco es muy importante que las gambas sean de buena calidad. Gozan de una merecida fama las gambas de Sanlucar, Sanlucar de Barrameda, en la provincia de Cádiz, España.

  INGREDIENTES  POR PERSONA

  • 150 gramos de gambas o langostinos
  • Sal gorda
  • Agua
  • 12 cubitos de hielo




   ELABORACIÓN

      
  1. Prepara un recipiente con agua y pon en él el hielo
  2. Pon al fuego  otro recipiente con abundante agua.
  3. Cuando hierva le añades 75 gr. de sal por cada litro de agua.
  4. Enseguida pones las gambas.
  5. Desde que el agua vuelva a hervir las dejas 2 minutos.
  6. Una vez apagues el fuego vas sacando las gambas  con una espumadera y las pones en el agua fría donde las dejarás no más de 15 minutos.


sábado, 30 de septiembre de 2017

Migas camperas

Migas camperas. Es este un plato que reúne bastantes  cualidades y ventajas. Se me ocurre: no es difícil de hacer; es barato (podemos aprovechar el pan que nos haya sobrado el día antes); su aporte en calorías no es muy alto; suele ser celebrado por los comensales. En ocasiones por aquí por mi tierra solemos buscar un restaurante o venta en donde las sirvan y vamos expresamente a comerlas. El pan  aporta 80 kcal. por cada 30 gr. Sabrás más sobre el pan entrando en alguna de  estas páginas.
Al margen de las calorías que aporte o no, es un plato exquisito y que si te decides a seguir los pasos que yo te aconsejo para poner en práctica la receta que te ofrezco, verás como la familia te lo agradecerá.
Yo las hice ayer y me salieron bastante buenas aunque, en honor a la verdad, debo decir que mi familia se quejó de que las había hecho algo crujientes. Por eso en la receta digo “cuando las migas estén a tu gusto” y es que hay a quien les gusta algo más jugosas de como yo las hice.
En definitiva, te animo que te pongas a la tarea, compras un pan cateto o de pueblo, por aquí le llamamos así, y ya tienes lo principal para la elaboración de tu receta. Como vas a ponerle  cariño, verás que buenas te salen.
Puesto que la base de las migas es el pan, quizás te interese saber más sobre este alimento básico. Para ello entra en este enlace.

INGREDIENTES  (Para 4 personas) 


  • 300 gr. de miga de  pan de pueblo.
  • 1 cabeza de ajos.
  • 1 pimiento rojo mediano.
  • 300 gr de panceta.
  • 2 chorizos.
  • 3 o 4 cucharadas de aceite de oliva.



El refrito

Haciéndose
A la mesa

  ELABORACIÓN

1.   Trocea el pimiento. Trozos no demasiado pequeños.
2.   Desmenuza el chorizo.
3.   Desgrana la cabeza de ajos y pela los dientes.
4.   Trocea la panceta.
5. Desmenuza el pan (yo me ayudo con la túrmix) ponlo en un bol y humedécelo con agua   salada. Ojo, sólo un poco.
6. En una sartén o recipiente adecuado pones el aceite y, a fuego medio refríes la panceta. Cuando la veas doradita añades el pimiento y lo sofríes  3 o 4 minutos. Pon ahora el chorizo, refríelo también, un par de minutos.
7.   Retira todo y en el mismo aceite refríes los dientes de ajo hasta verlos doraditos.
8.   Sobre los ajos viertes el pan. Remueve constantemente.
9.   Cuando las migas estén a tu gusto les añades todo el refrito, mezclas bien y remueve dos o tres minutos.       

Carne de membrillo

La carne de membrillo es un dulce muy apreciado y consumido, cuanto menos, en España. Existe un pueblo en nuestro país famoso por su elaboración. Hay en él numerosas fábricas de este producto. Este pueblo que se encuentra en la provincia de Córdoba, Andalucía, España, no es otro que Puente Genil.
La carne de membrillo se consume tal cual o de cualquier otra forma.  Acompañada de queso fresco resulta deliciosa.
El membrillo, fruto con el que se elabora este dulce es un fruto de temporada. El árbol que produce esta fruta lleva el mismo nombre que él, pertenece  a la familia de las rosáceas.
Se encuentra, el membrillo en sazón en otoño. La temporada va de septiembre a febrero, y es precisamente durante estos meses cuando hay que aprovechar si queremos elaborar carne de membrillo. Este dulce no tiene prácticamente fecha de caducidad.  Si quieres saber más sobre este delicioso producto, entra en la esta web, que es una de tantas de las  que puedes encontrar en internet.
 Te dejo la receta por si quieres probar a elaborarlo tú mism@.

  INGREDIENTES

  • 1 kg. de membrillos
  • Azúcar
  • 2 palitos de canela












  ELABORACIÓN

  1. Lava los membrillos y ponlos  enteros a hervir durante ½ hora.
  2. Una vez pasado ese tiempo los sacas del agua, los pelas, los troceas y los limpia quitándoles el “corazón”.
  3. Ahora pesa lo que te ha quedado del membrillo limpio, lo pones en un recipiente y lo haces puré, por ejemplo con una túrmix.
  4. Pon de azúcar un 75% del peso del membrillo.
  5. En un recipiente que tú consideres adecuado pon la mezcla a fuego medio junto con los palitos de canela.
  6. Sirviéndote de una cuchara de madera no dejes de remover durante toda la cocción. De otra manera se pegaría al fondo.
  7. Al cabo de, aproximadamente, 25 minutos tu carne de membrillo estará lista. No obstante apártala cuando adquiera el color que a ti te parezca bien.
  8. Desecha la canela.
  9.  Solo te queda ponerla en un molde. Preferiblemente de cristal o loza.

Truco: Para desmoldar más fácilmente, forra previamente el molde con papel de aluminio.  


Revuelto de calabacín y gambas

El calabacín, como por otro lado cualquier verdura, posee una innumerable serie de propiedades todas ellas harto beneficiosa para nuestra salud.
De las vitaminas que posee la más importante es la vitamina C. También posee vitaminas E, B1, B2, B3 y B6. Potasio, magnesio, sodio, yodo, hierro, calcio y fósforo. En definitiva, y sin querer ahondar más en los beneficios de esta verdura que, por otro lado, corresponde a tratados más específicos sobres estas materias yo me limito, si acaso, a hablar de sus cualidades gastronómicas. (Si quieres saber más sobre el calabacín deberás entrar en este enlace)  Su textura es  suave, fino al paladar y agradable de degustar. Puedes prepararlo de diferentes maneras: frito, hervido, ligeramente cocido con bechamel y gratinado, en tortilla y en revuelto con huevos tal y como te explico en la siguiente receta. Mi consejo es escogerlo no demasiado grande, suelen ser más duros. Que su piel sea brillante y sin ninguna mancha.  Debe pesar con relación a su tamaño, de otra forma es señal de que su pulpa no es compacta. Y aquí tienes la receta de estos calabacines revueltos con huevo y gambas.

           
 INGREDIENTES (Para 4 personas)

  •       2 calabacines medianos
  •       4 huevos
  •       1 puñado de gambas peladas
  •       ½ cucharadita de comino
  •       Aceite de oliva
  •       Sal



   ELABORACIÓN

1.       Lava los calabacines y córtalos en rodajas. No es necesario quitarles la piel.
2.       Sálalos y ponles el comino.
3.       En el aceite que previamente deberás haber puesto a calentar a fuego medio los pones a freír.
4.       Mientras se están friendo bates los huevos.
5.       Cuando veas que están tiernos los apartas valiéndote de una espumadera.
6.       Quita todo el aceite de la sartén.
7.       Los vuelves a la sartén e incorpora los huevos y las gambas mezclando.
8.       En cinco minutos tu revuelto de calabacín y gambas estará listo para ser servido.

Truco: Los revueltos salen más buenos si no batimos los huevos del todo.

Tocino de cielo

Tocino de cielo. Es este un dulce, de los más  dulces y ricos que yo haya podido degustar. Es un bocado exquisito. Y lo mejor es que su elaboración es sencillísima, y su coste muy bajo. Hacía tiempo que  tenía yo ganas de hacer un tocino de cielo pues, entre otras cosas a mi mujer le encanta y de vez en cuando compraba alguno. Lo que ocurre que entre unas cosas y otras nunca me ponía en serio a hacerlo. Hace unos  días, ojeando una libretita que tenemos en casa con un montón de recetas me topé con la que nos ocupa y sin pensármelo dos veces me puse a la tarea. Como molde utilicé el que, de entre los que tenía, el que más adecuado me pareció. El resultado fue que el dulce salió con poca altura para mi gusto. Te cuento esto para hacerte ver que para la cantidad de ingredientes de la receta y que el tocino de cielo te salga con una altura de poco más de dos centímetros, lo ideal es utilizar un recipiente como el que ves en la fotografía. Este lo compré expresamente para la ocasión y me resulto perfecto. Bueno sin más dilación paso a ponerte la receta.    


        INGREDIENTES (Para 9 porciones)

  • 7 huevos
  • ½ vaso de los de caña de agua
  • 1 vaso de los de caña de azúcar
  • 2 cucharadas soperas de azúcar para el caramelo
  • 1 cucharada sopera de agua para el caramelo





     ELABORACIÓN




  1. Precalienta el horno a 180ºC
  2. En un cazo pones el ½ vaso de agua y el vaso de azúcar y lo llevas al fuego para hacer el almíbar.
  3. En un bol amplio bates 6 yemas de huevo y un huevo entero.
  4. Agrega a los huevos el almíbar y vuelves a batir a conciencia para que todo se mezcle.
  5. En el mismo cazo en el que has hecho el almíbar pones las dos cucharadas soperas  de azúcar y la cucharada de agua. Lo llevas al fuego para hacer el caramelo (Pon atención que no se haga demasiado pues amargaría)
  6. En el molde que vayas a utilizar para hacer tu tocino de cielo viertes el caramelo, y después viertes sobre él el  preparado que tienes en el bol.
  7. Pon el molde en el horno (sin el grill) en el que lo dejarás 20 minutos.